lunes, 12 de diciembre de 2011

Capitulo 18 El amigo de Lilly y la amiga de Harry

18
En capítulos anteriores:
-Bueno pero ¿Qué ha pasado?- preguntó Rea riendo.
-Estamos juntos…- dijo Zayn mirando a Ali sonriente mientras la cogía por la cintura y la besaba fugazmente mientras todos silbábamos.
……..
-¿Y Harry?- pregunté.
-Esta con unas amigas.- dijo Louis mirándome y abrazándome después.
¿Amigas? ¿Estaba con unas amigas? Pues si el tenía amigas yo también podía tener amigos… Cogí el teléfono y busque el la guía de contactos. Pulse su nombre y espere.
-¿Si?- dijo una voz familiar al otro lado del teléfono.
-Hola, ¿Alex?
……………………………………..
-¡Lilly! Valla, hola, hacía mucho que no hablábamos.- dijo con alegría.
-Si, bueno, he estado muy liada últimamente… Oye, ¿tienes algo que hacer esta tarde?-pregunté.
-Am… esta tarde… No, esta tarde no ¿Quieres que hagamos algo?
-Si, me gustaría volver a verte.
-Oh, genial, pues paso a recogerte ¿donde estás?-preguntó. Le dí la dirección y en unos minutos estaba en la puerta de la casa. Me despedí de todos y me metí en el coche de Alex.
-Hey, Cuanto tiempo- saludó dándome un leve beso en los labios- ¿Cómo estas?
***

-No me puedo creer que Lilly halla vuelto a quedar con el…- suspiró Ali.
-Bueno, tuvieron una cita y se besaron… algo mas tenía que pasar.- Comentó Rea.
-Pues mas vale que de esto no se entere Harry…- añadió Louis. Zayn asintió.
-¿Creéis que lo ha hecho por el?- preguntó Rea.
-No lo se… - dijo Ali- Lilly es bastante difícil de predecir… nunca se sabe que tiene en la cabeza ni que planea.- sonrió.- ¿Qué os apetece hacer?
-A mi no me apetece hacer mucho… Estar en el sofá tranquila…- dijo Rea. Louis la sonrió. Solo con mirarle se veía lo mucho que la quería.
-Pues al sofá se ha dicho.- sonrió y se la puso sobre el hombro mientras ella reía.
-¿A ti que te apetece hacer?- le preguntó Zayn a Ali.
-Mm… ¿Qué opciones tenemos?
-¿Podemos bañarnos?- sonrió con picardía.
-Zayn… no tengo bañador-rió ella.
-No lo necesitas…
-Bobo…- sonrió.
-Bromas aparte, creo que tengo un bikini en mi armario.
-¿Y se puede saber por que tienes tú un bikini en tu armario?- Zayn soltó una carcajada.
-¿Y eso que más da?- sonrió.
-Eh, Zayn, no se yo si hará muy buen día para la piscina… ¿Por que no probáis el jacuzzi?- dijo Louis sonriendo y levantando una ceja. Rea empezó a reír.
-Bueno, si a ti te apetece…- miró a Ali suplicante.
-¿Un jacuzzi? ¿Estas de broma? Me encantaría probarlo- sonrió.
-¡Dios mío si es que por esto te quiero!- gritó Zayn la dio la mano y se la llevó escaleras arriba entre risas.
-Como es Zayn… - Louis rió mientras se sentaba en el sofá.- Parece que Harry es el más mujeriego, que lo es… pero Zayn tampoco se queda corto…- Rea sonrió y se sentó encima suyo.
-Parece que vamos a pasar la tarde solos…- le susurró con una sonrisa.
-Eso parece si…- contestó el, también sonriendo mientras se tiraba hacia atrás, quedando tumbado y con Rea encima suyo. Ella reía. Se miraron a los ojos.
-Sabes que te quiero ¿Verdad?-le susurró Louis. Rea asintió y le besó en los labios. De repente el teléfono de Louis empezó a sonar. – Joder…- se quejó. Cogió el teléfono y contestó.- ¿Si? Oh, Harry me da igual a que chica increíble te hayas encontrado o hayas visto… ¿Becky? ¿En serio?... Vale, lo admito si me has sorprendido… No, con Rea, no, no está. No lo se… aha… bueno, no se muy bien que estás haciendo, pero tu mismo… Pásalo bien… adiós…- colgó.
-¿Quién era?-preguntó Rea.
-Era Harry, había quedado con una chica, y al final se ha encontrado con otra…
-¿Becky?
-Si, fue una… una chica, no llegaron a tener una relación… mas bien se basaba en…
-¿Sexo?
-Si… básicamente.- Louis sonrió.
-Pues es verdad lo que decías de Harry, que rápido se olvida de las demás.- pensó en lo que fuera que tuviera con Lilly y en aquella Mary de la que su amiga tanto hablaba con odio.
-Si lo dices por Lilly, no la ha olvidado. La quiere… incluso mas que antes si es posible, pero ya ha visto que no tiene posibilidades y intenta olvidarla.- contestó el.
-¿Qué?- preguntó Rea desconcertada.
-Oh… no lo sabías ¿verdad?
-Am… No.
-Pues, será nuestro pequeño secretito…- Rea rió.
-Anda que…- se tumbó de nuevo en el y le besó con fuerza. –Lou… ¿Qué ves en mi?- preguntó de repente. Había estado queriendo hacer aquella pregunta durante bastante tiempo y al fin había encontrado el valor para hacerlo.
-¿Qué?-preguntó el incrédulo.
-Es que… Habiendo tantas otras mejores ¿Por qué yo?
-¿Qué por que tu? Rea… desde que te conocí has cambiado todo mi mundo… eres preciosa y además con tus historias, tus preguntas tan… inusuales…- sonrió- me haces ver cosas que nadie consigue que vea, que cada segundo a tu lado me parezca poco… - De repente se acercó a su oído y comenzó a cantar el estribillo de su canción “Everything About You”. Rea sonería. Nadie nunca le había dicho algo tan bonito. Quería a Louis, más que a su propia vida.
Con lágrimas en los ojos le susurró de vuelta:
-Yo también te quiero, muchísimo.- Era la primera vez que le decía eso con tanto sentimiento y le había encantado. Se estremeció y la besó.
Poco a poco los besos eran más apasionados, si antes transmitían amor, ahora transmitían deseo. Rea empezó a besar su cuello. Louis sonreía y después la volvió a besar, mordiendo el lóbulo de su oreja. Ella soltó una risita. Louis la miró sonriendo con descaro y con habilidad logró cambiar la posición y acabar el encima suyo. Rea le besó con pasión. La cosa se estaba calentando…
-Espera, espera Lou…- dijo ella jadeante mientras el besaba su cuello.- Ali y Zayn están arriba.
-¿Y que mas da?- preguntó riendo. Rea rió y volvió a besarle.
Tras un rato de besos y mimos encendieron la televisión y vieron una película abrazados.
***

-Entonces va a ser el cumpleaños de tu amigo y no sabes que comprarle ¿no?
-Si, y pensé, ¿Qué mejor opinión que la de mi querida Sandra?- ella rió.
-Vale… ¿Qué le gusta a…?
-Dan.
-Dan, si, ¿Qué le gusta?
-Pues hacer deporte sobretodo y esas cosas, también le encanta Take That, es un fan incondicional- sonrió. -¿Te puedo hacer una pregunta?
-Claro- sonrió.
-¿Cómo consigues pagarte el alquiler si ni siquiera trabajas?
-Bueno, lo pagan mis padres…- admitió avergonzada.
-¿A si?- empezó a reír con aquella adorable risita suya.- ¿Y así es como les quieres demostrar que eres autosuficiente?
-Oh, cállate…- espetó también riendo
Y así entre risas y charlas amistosas pasaron un día increíble juntos, de compras por Londres.
***

Zayn fue a su habitación mientras Ali le seguía. Se acercó a un cajón y de dentro sacó un precioso bikini rosa y negro, eso si, dejaba mucho que ver…
-¿Se puede saber por que tienes tu este bikini guardado en el cajón?- preguntó molesta pero a la vez algo divertida. Zayn sonrió.
-No te lo voy a decir… - la miró enigmático- anda, cámbiate te espero en la entrada del baño.- rió y se fue a cambiarse. Ali no entendía por que aquel asunto del bikini le hacía tanta gracia… ¿Cuántas chicas habrían pasado por aquel jacuzzi, es más, por aquel bañador? Se estremeció y entonces recordó las palabras que Lilly le había dicho una vez en el instituto: “Prométeme que nunca pensarás tanto las cosas como yo, Ali, es tu mejor virtud, no pensar el lo que los demás piensen… es lo que te hace ser Ali y como me gustaría poder hacer eso de vez en cuando” Sonrió. Daba igual cuantas chicas habrían pasado, lo importante era el presente y el presente de Zayn era Ali. Ella lo sabía. Se puso el bikini. La quedaba increíblemente bien, aunque a ella no la convenciera. Parecía hecho a su medida, la zona del pecho la llenaba totalmente al igual que la pieza inferior de la prenda. Suspiró y cogió la toalla que había sobre la cama de Zayn y fue de camino al baño.
Allí estaba el, con la toalla sobre el hombro y un bañador que le quedaba francamente bien. Cuando se dio la vuelta Ali no pudo evitar mirar. Se dio cuenta de que era la primera vez que lo veía así de… ligero de ropa, que se iba a bañar con el a solas… Una vez más le miró con discreción. Era perfecto… Y aquel bañador…La entró un escalofrío.
A Zayn le pasó algo peor. Al verla allí, con aquel bañador que parecía hecho para ella, sonriéndole a el… Ali así vestida no era como se la imaginaba… Era muchísimo mejor si cabía. Se le trabó la lengua al hablar, algo que nunca le había pasado antes.
-Eh, Ali, estas… preciosa. –sonrió. Y ella con su increíble capacidad de disimular sentimientos sonrió.
-Tu también estas muy guapo, Malik- a pesar de su aparente tranquilidad por dentro todo la temblaba, obviamente por el efecto que Zayn causaba en ella.
-Pasa,- la dijo señalando la puerta. Al pasar no pudo evitar mirarla de arriba abajo. Sonrió y cerró la puerta. Ali lo miró todo, era precioso la luz era oscura, y en el centro de la sala un jacuzzi redondo.
-Es un baño increíble…- dijo ella. Zayn sonrió.
-Si, ¿verdad? – acto seguido corrió y se metió en el jacuzzi de un salto, salpicando a Ali.
-Idiota… - murmuró ella secándose.
-Anda, boba si te vas a mojar igual… -tiró de ella hasta que también calló dentro del agua.
-Te perdono…- dijo reprimiendo una sonrisa- si me dices donde has conseguido el bañador.
-Pues una chica que vino y se lo dejo aquí…- acto seguido sacó la lengua. ¿Hablaría en serio o en broma?
Estuvieron un rato riendo y salpicándose, hasta que Zayn, reprimiendo sus ganas de Ali desde que la había visto se acercó a ella, la cogió por la cintura he hizo intención de besarla.
-Besa a tu amiguita… La que se dejó el bañador aquí- espetó haciéndose la ofendida mientras reía y se apartaba de Zayn.
-¿En serio?- rió el- venga tontita, que era una broma…
-Si, si, intenta arreglarlo ahora… -sonriendo le dio la espalda y se apoyó en el borde fingiendo estar triste. Zayn la rodeo por detrás y la susurró:
-¿Estas celosa?- soltó una pequeña risita. Ali negó con la cabeza, haciéndose de rogar.-No tienes motivos…- la besó en la mejilla. Ella seguía sin mirarlo pero sonreía sin que Zayn la viera. –Ali… si hubiera habido otra chica que se pusiera ese bañador lo no le quedaría ni la mitad de bien que a ti. Tu has sido la primera y única que se lo ha puesto.
-¿A si? – preguntó simulando estar aliviada.
-Si, tonta… De hecho lo compré para ti, para que no nos pasara lo de la ultima vez.- Sonrió y Ali se dio la vuelta riendo.
-Eres un cielo…
-¿Qué? ¿No estabas enfadada?-preguntó confuso.
-Sabia que no ha habido más chicas aquí…- dijo sonriendo mientras le besaba.
-¿Eso crees? Pues te equivocas… Ha habido muchas… Muchísimas…- murmuraba entre besos y risas de Ali.
***

Nos bajamos del coche y llegamos a la discoteca a la que me quería llevar. Afortunadamente, estaba bastante bien vestida para la ocasión.
-Bueno, pues aquí es.- sonrió – Ha pasado mucho tiempo, pero sigues estando preciosa.-Sonreí.
El ambiente dentro era increíble, la música, las luces, la gente…
Tras una copa a la que me invitó fuimos a bailar. A medida que pasaban las canciones nos acercábamos mas, bailábamos extremadamente cerca, y no lo estábamos mas por que nuestros cuerpos no nos dejaban. No sabía por que hacía aquello y más aun cuando no deje de pensar en Harry ni un momento. “Basta” me dije a mi misma. Harry había quedado con amigas, y a saber para que… Había pasado una semana, las cosas no iban a mejorar… lo mejor que podía hacer era olvidarlo, y eso iba a hacer.
Alex estaba disfrutando… era evidente.
-Joder… ¿Hay algo que tu no tengas?- me susurró al oído con voz rasposa. Sonreí pero fue una sonrisa más bien forzada.
Aun era pronto, las nueve más o menos, pero yo me estaba empezando a sentir cansada, agobiada y algo confusa.
 Le convencí para que saliéramos fuera y nos marchásemos. Al entrar en el coche sonreía pero parecía algo frustrado. Después de conducir un rato en silencio paró el coche en una calle.
-Lilly, dime una cosa- suspiró mientras me miraba-¿Qué pretendes con esto?
-¿A que te refieres?- pregunté desconcertada.
-¿Por qué me has llamado ahora?
-Eh, pues yo… supongo que…- no me dio tiempo a terminar de hablar. Suspiró con fuerza y se lanzó a mis labios y me besó apasionadamente. En aquel momento pensé en Harry, en el beso que me dio. Lo cierto es que no tenía nada que ver. Con Harry sentí mariposas, con Alex no sentía nada más que sus labios moviéndose agresivamente contra los míos.
Se estaba empezando a emocionar demasiado con el asunto. Para mi sorpresa besó mi cuello y después de quitarse la camiseta, pasó a intentarlo con la mía.
-Eh, eh Alex, ¿Qué haces?
-Vamos, no te me hagas la estrecha…- susurró mientras besaba mi cuello. Vale, aquello ya estaba empezando a ser desagradable.
-Alex hablo en serio, para.- repetí.
-Anda, no seas tonta, si esto es lo que tú querías.- volvió a intentar quitarme la camiseta.
-¡Alex te he dicho que pares! ¡No quiero!
-¿Qué? ¿Estas de broma? ¿Cómo que no quieres?- preguntó furioso.
-Que no quiero Alex, no quiero, vas muy rápido.
-¿Estas de broma? ¡Pero si esto es lo que llevas deseando desde que nos conocimos!-gritó.
-¡¿De que hablas?!-chillé.
-Venga ya, la llamada, como bailabas para provocarme, cuando me has pedido salir de la discoteca para ir al coche… has estado provocándome y lo has conseguido, no irás a dejarme así.
-¡¿Que te queria provocar?! ¿Yo a ti? ¡Solo quería pasar un buen rato contigo!
-¿Después de lo que pasó en la cita? Venga ya… ¡No te atreverás a dejarme así!
-¿Qué? Por favor, deja de hacer el idiota y llévame a casa…
-¿Qué te crees que soy tu taxista personal? Bájate del coche.
-Estarás de broma… Por favor llévame a casa.- exigí.
-Baja del coche.
-¡Alex! ¡No se donde estoy ni como llegar!
-Oh, no te será difícil encontrar a alguien que te lleve. Provoca, que es lo que sabes hacer.
-¡Eres un gilipoyas! – grité mientras de un portazo bajaba del coche. Me dedicó una última mirada antes de salir despedido por la carretera.
Tras unos tres cuartos de hora intentando averiguar donde estaba y como llegar a casa, me desesperé y comencé a llorar. Cogí el móvil y llamé a todas las chicas, pero ninguna cogía el teléfono. Pensé en llamarlo a el… Mire su nombre en la lista de contactos. “Que mas da… ya esta todo echado a perder y yo no se donde estoy…” Pulse el botón de llamada y esperé nerviosa a que cogiera el teléfono. “Bueno, una excusa para escuchar su voz…” pensé. Se descolgó el teléfono.
***

No lo podía creer, hacía meses que no veía a Becky. La recordaba mas guapa… supuse que ahora que la podía comparar con Lilly…
-Es genial que nos hayamos encontrado… hace muchísimo que no nos veíamos.- sonrió, el también.
-Si… ¿Qué es de ti?- preguntó.
-Pues he terminado la carrera y ahora estoy buscando trabajo, ¿y tu? ¿Qué tal con el grupo?
-Lo cierto es que bien… muy bien.
-Hazz, sigues siendo igual de encantador que antes… te he echado de menos ¿sabes?- dijo acariciando casualmente el cuello de su camisa.
-Yo a ti también- mintió el con la mejor sonrisa que pudo sacar.
-¿Sabes también que echo de menos de lo que tuvimos? Aquellas noches en tu piso… Sobretodo la vez que acabábamos de venir de la fiesta de Hugh. – sonrió Harry soltó una carcajada.
-Si… fue increíble. ¿Recuerdas la cara de Lou cuando entró en la habitación?- Becky empezó a reír.
-Oh dios Mio… como olvidarlo. Yo creo que el tampoco lo olvidará jamás. – Estuvieron riendo y recordando buenos tiempos durante horas… Harry incluso había podido olvidar a Lilly durante bastante tiempo. Quizás era aquello lo que necesitaba. A Becky. No estaba enamorado de ella, nunca lo había estado, pero conseguía mantenerle distraído y ocupado. Las primeras veces que estuvieron juntos Becky no sentía nada, ya que habían acordado tener una relación solo sexual, nada más, pero poco a poco Harry le gustaba más. En aquellos momentos hablando con el recordaba todas las noches que pasaron juntos, lo bien que congeniaban y le deseaba. Notaba por las expresiones y forma de hablar y de moverse de Harry que estaba conforme y tras un corto silencio se acercó a su oído u le susurró:
-Vamos a mi casa Harry, como en los viejos tiempos…- Harry la miró con una pequeña sonrisa. La chica no estaba nada mal, no era Lilly, pero le bastaba, necesitaba sacársela de la cabeza como pudiese. Solo sonrió y se levantó del asiento para seguirla.
Fueron hasta su casa andando, ya que solo estaba a un par de manzanas. Cuando llegaron Becky se sentó en el sofá y Harry la imitó. Ella se lanzó a sus labios. El automáticamente pensó en Lilly… En aquellas veces que había intentado besarla sin éxito y aquella vez que lo consiguió. Fue un beso increíble… Pensó en su risa tan adorable, que le hacía sonreír a el irremediablemente. Cuando se sonrojaba, cuando se recogía el pelo detrás de la oreja, cuando caminaba… Aquella cara que ponía cada vez que el hacía o decía algo estúpido, cuando sonreía y era de felicidad, cuando se enfadaba con el, cuando le seguía el juego y después le dejaba con las ganas. “Ya está” Pensó, no podía estar así siempre, ella no sentía lo mismo, no seguiría pasándolo mal. Se dejó llevar. Becky besó su cuello y empezó a desabrochar su camisa mientras le besaba el pecho…
-Lilly…- murmuró. ¿Lilly? ¿Por que había dicho Lilly?
-¿Lilly?
-Eh, yo…- de repente su móvil empezó a vibrar. Miró la pantalla. Le llamaba Lilly. ¡Lilly! Su corazón empezó a latir con fuerza y lo cogió con rapidez.
-¡Lilly!- dijo con una mezcla de alivio y sorpresa.
-Harry…- sollozó ella asustándole.
-Eh, ¿Qué te pasa?- preguntó preocupado.
-Ayúdame…

2 comentarios:

  1. hola corazon!!!
    espero que estes super bien, un placer conocerte y pasar por tu blog, lei la nove completa y la verdad me ha fascinado ha sido realmente genial, se que tal vez pensaras k estoy lok por escribirt asi pero soy muy amiguera y tambien tengo un blog aunq de niley y jemi, en serio me ha parecido genial la nove aunque estoy intrigada con la persona a la que quiero liam porq a mi se me hace que le gusta lilly, harry es simplemente hermoso...
    en fin te queria decir que me gusto que muero por el proximo capi y que me gustaria llegar a ser tu amiga, por cierto siempr que pueda estare por aqui comentand..
    saludos besos y abrazos
    kazzie

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    muchisimas graciaspor tu comentario, ha sido el primero respecto a la novela y me ha hecho muchisima ilusion!
    Gracias, me alegra mucho que te guste, y me encantaria leer las tuyas, en cuanto pueda pasare por tu blog.
    Me gustaria mucho que fueramos amigas y espero que sepas que puedes comentar simpre que quieras :D
    gracias por el apoyo, eres un cielo :)
    Muchoos besitos, Sandra

    ResponderEliminar